Experimento: desviando un chorro de agua con una regla de plástico.

Experimento: desviando un chorro de agua con una regla de plástico.

30 abril, 2019 0 By Ensambledeideas

Un sencillo experimento nos muestra que la electrización puede ser mágica. Es hora de ¡doblar las aguas! No es lo mismo que separar las aguas, pero puede llegar a asombrar a los más pequeños. Utilicemos conceptos de electrostática para poder entenderlo. ¡Comencemos!

Hipótesis:

La trayectoria de un chorro de agua de carácter laminar se verá afectado por la presencia de cargas eléctricas cercanas.

Introducción

La molécula de agua presenta uniones químicas covalentes, debida a la diferente electronegatividad que tienen los átomos de hidrógeno y oxígeno que la componen. Las moléculas de agua no son simétricas.
Si bien las moléculas de agua son neutras, debido a que las cargas no están distribuidas uniformemente, se presenta la particular asimetría. Sus átomos (dos hidrógenos y un oxígeno) están dispuestas de una manera específica en el espacio, tal como muestra la figura 1, haciendo que presente una pronunciada polaridad. En un campo eléctrico, las moléculas tienden a orientarse en el espacio dependiendo de las cargas. Cuando dos cargas opuestas se aproximan, se atraen.

Fig. 1:Modelo de una molécula de agua, donde se evidencia la polaridad de la misma.

Materiales:

  • Una canilla con agua corriente.
  • Una regla de plástico.
  • Paño de seda.

Procedimiento y Resultados:

  1. Electrizar por frotamiento (contra el cabello o un paño de seda) una regla de plástico, haciéndola frotar varias veces.
  2. Abrir la canilla de agua corriente hasta que salga un chorro de carácter laminar (es decir, que no sea turbulento).
  3. Acercar la regla cargada negativamente por electrización al chorro de agua laminar y observar lo que sucede.

Conclusión

La hipótesis es cierta: el chorro de agua laminar se inclina levemente hacia la regla. Esto sucede debido a que existe una atracción electrostática entre las moléculas de agua y los electrones de la regla cargada negativamente por electrización, lo que hace que se modifique la trayectoria del agua. Cuando se acerca un objeto cargado al chorro de agua, las moléculas (claramente polares) se orientan y el objeto cargado negativamente atrae al extremo de las moléculas de agua que tienen signo contrario. Esto resulta en que el chorro se desvíe.

¡Parece magia!


Fuente: Cadenas Llamas; ¿Cómo desviar un chorro de agua sin tocarlo?; Universidad Virtual del Estado de Michoacán; México; 2015.
(Visitado 239 veces, 4 visitas en el día de hoy.)