¿Por qué los días de la semana se llaman así?

¿Por qué los días de la semana se llaman así?

18 agosto, 2017 0 By Ensambledeideas

¿Sabes de dónde provienen los nombres de los días de la semana? Domingo, lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado. ¿Por qué los días de la semana se llaman así? En esta nota veremos la interesante respuesta a esta pregunta.

Los días de la semana tienen su etimología (es decir, su origen) en la lengua que dio origen a nuestro querido español: el latín. Esta lengua muerta (que actualmente se suele usar en derecho y en cuestiones eclesiásticas relacionadas con la Iglesia) no sólo evolucionó en el español sino también en el francés, italiano, portugués y otros idiomas actuales. Revisemos el porqué de los nombres y su relación con el latín:


El nombre domingo proviene del latín dies Dominicus (día del Señor), pues fue este día en el cual, según la Biblia, se celebra la Resurrección de Jesús. Un origen cristiano marcó el nombre actual del primer día de la semana.

El nombre lunes proviene del latín Lunae que significa luna. En el latín clásico, la forma correcta de llamar este día era dies lunae, que terminó siendo, en latín vulgar, dies lunis. Notarás su parecido con el español lunes, pues justamente de allí proviene. Literalmente, lunes significa Día de la Luna.

Al igual que el lunes, el nombre de martes proviene del latín. No es difícil darse cuenta que su origen, Martis díes, hace clara referencia al dios Marte, nombre con el que también fue bautizado el planeta rojo. De esta forma, Martes significa Día de Marte.

El nombre del día miércoles proviene, como se imaginarán, del latín. En este caso, Mercurii díes da origen al cuarto día de la semana y significa día de Mercurio, importante dios del comercio, nombre que también recibe el primer planeta del sistema solar, el más próximo al Sol.

Acercándonos al fin de semana, el nombre del día jueves proviene del latín Jovis díes, lo que se traduce  como día de Júpiter. Júpiter, también llamado Jove, es el principal dios de la mitología romana, comparado con Zeus, de la mitología griega. El gigante planeta gaseoso del sistema solar recibe su nombre.

El nombre del penúltimo día del mes, viernes, tiene su etimología en el latín Veneris dies, día de Venus, la diosa de la belleza y el amor para los antiguos romanos. El planeta más caliente del sistema solar recibe su nombre.

Por último, llegamos al sábado, último día de la semana. Seguramente, te esperarás que también su nombre derive del latín (como es el caso de Saturday, sábado en inglés, que proviene de Día de Saturno, dios de la agricultura y la cosecha). Sin embargo, la historia del nombre es un tanto más compleja. El término español sábado proviene del latín sabbătum, y éste deriva del griego σάββατον (sábbaton). A su vez, sábbaton proviene del hebreo יום השבת (shabat), que significa reposo, día de reposo. Shabat deriva de shâbath, que signfica descansar. Pero todo esto no termina allí (¿Aún hay más? ¡Sí!). Este último vocablo proviene del acadio šabattum, una forma de llamar al descanso. ¿Un poco más de historia antigua? Este término acadio viene de sa bot en sumerio, que signifca calma el corazón. ¡Una historia larguísima que se remonta a antiquísimos idiomas! Sin duda, uno no se espera que una palabra tan simple (que nombra a unos de los días más queridos por la mayoría de la gente, el sábado) tenga tanta historia detrás, tan diferente a los orígenes de los demás días.

Comentanos. ¿Qué te parecieron los geniales porqués de los nombres de cada día? Déjanos tu opinión al respecto en la caja de comentarios.

(Visitado 169 veces, 1 visitas en el día de hoy.)