LA BUROCRACIA Y LA ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS

LA BUROCRACIA Y LA ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS

23 julio, 2019 4 By Ensambledeideas

A mediados de la década de 1940 existían dos tipos de modelos de administración bien definidos y enfrentados. Por un lado estaba la Teoría Clásica, criticada por su visión parcializada y rígida acerca de los procedimientos de trabajo sin tener en cuenta al trabajador (“teoría del hombre  maquina”), y por el otro lado se encontraba la Teoría de las Relaciones Humanas, criticada por su “visión romántica” y feliz del hombre productivo e integrado a su trabajo. Por lo expuesto entonces es que la teoría burocrática intentó crear un enfoque nuevo, más integral y amplio, teniendo en cuenta tanto a las estructuras como a las personas. Por lo tanto la teoría burocrática de la administración busca ser un modelo que tenga en cuenta todos los componentes participantes dentro de una organización, sin visiones parcializadas como las antecesoras.  Está teoría fue escrita siguiendo los lineamientos de la sociología propuestos por Max Weber.

El modelo burocrático de la administración para Weber  una organización será eficiente si puede definir de manera por adelantado como se deberían hacer las cosas, y para lograrlo habrá que aplicar los siguientes principios:

  1. Carácter legal de normas y reglas.
  2. Carácter formal de las comunicaciones.
  3. Carácter racional y división del trabajo.
  4. Impersonalidad de las comunicaciones.
  5. Jerarquía de la autoridad.
  6. Rutinas y procedimientos estandarizados.
  7. Competencia técnica y meritocrática.
  8. Especialización de la administración separada de la propiedad.
  9. Profesionalización de los participantes.
  10. Completa previsibilidad del funcionamiento.
  1. CARÁCTER LEGAL DE NORMAS Y REGLAS

Para la burocracia lo esencial es que todo el funcionamiento esté previamente establecido por escrito a través de estatutos, normas, y/o reglamentos  que son los  le servirán de guía a los trabajadores para realizar sus actividades. Estos reglamentos tienen que tener las siguientes características:

  • Ser exhaustivos, deberán regular todo lo que ocurra dentro de la empresa, anticipando todas las posibles situaciones que se puedan dar, y así.
  • Ser racionales, deberán estar alineado con los objetivos organizacionales.
  • Son legales, ya que las normas y reglas atribuyen ese grado de legalidad. Esa legalidad es la que le permite a las personas que tengan autoridad dentro de la empresa a tener un poder de imposición sobre sus subordinados como manera de mantener la disciplina.
  • Deben estar por escrito, con la finalidad de que no haya confusiones y malos entendidos, será importante que a la hora de declarar los reglamentos los formulen de manera clara e inequívoca.
  1. CARÁCTER FORMAL DE LAS COMUNICACIONES

Toda comunicación, decisión, procedimiento, etc.,  que se realice dentro de una empresa burocrática deberá realizarse por escrito con la finalidad de que quede una constancia o documento de lo acontecido, dándole de ésta manera su carácter de formal.

  1. CARÁCTER RACIONAL Y DIVISIÓN DEL TRABJO

Dentro de las organizaciones burocráticas la división del trabajo es un factor clave, dentro de ésta y por los reglamentos preestablecidos es que cada puesto de trabajo tiene claramente definidos sus funciones, obligaciones, grados de autoridad y responsabilidad y poder dentro de su cargo, es decir que cada uno sabe perfectamente que puede y que no puede hacer, permitiendo que nadie pueda no sobrepasar sus competencias laborales ni interferir en las tareas de otros. Es importante aclarar que la división del trabajo siempre debe adecuarse a los objetivos organizacionales, brindándole así su carácter racional.

  1. IMPERSONALIDAD DE LAS RELACIONES

Para la burocracia lo importante son los puestos de trabajo (y lo que se hace dentro de ellos) y no las personas quienes los ocupan. Para los autores de esta teoría las tareas a ejecutar se deben asegurar a largo plazo, “las personas van y vienen, los cargos y funciones permanecen (I. Chiavanato, Introducción a la Teoría General de la Administración, 2da edición pag. 315)”. Por lo expuesto es que las relaciones dentro de las organizaciones burocráticas se tornan impersonales, ya si se va una persona y viene otra ya sabrá que tiene que hacer. También el poder, como la obediencia no recae sobre las personas sino sobre los cargos.

  1. JERARQUÍA DE LA AUTORIDAD

Las organizaciones burocráticas se rigen bajo el principio de jerarquía, es decir que los cargos están escalonados con un criterio subordinante de mayor a menor rango. Cada rango entonces tendrá delimitado por escrito sus atribuciones, obligaciones, derechos, autoridad y responsabilidad, y como se explicó en el punto anterior, las mismas son inherentes al cargo y no a las personas que los ocupan.

  1. RUTINAS Y PROCEDIMIENTOS ESTANDARIZADOS

Como ya a estas alturas se sabe la burocracia tiene todo preestablecido por escrito a través de sus normas, por ende es que todos los trabajadores, ocupen el cargo que ocupen, saben cómo se deben hacer las cosas. Esto es así porque cada cargo fue diseñado con específicamente siguiendo lineamientos específicos que están relacionados con los propósitos organizacionales.  Es decir que hay una única manera de hacer las tareas, como lo dice el manual de procedimientos fijado y determinado por esa empresa.

  1. COMPETENCIA TÉCNICA Y MERITOCRÁTICA

Según la burocracia, el criterio de escogencia para ocupar los cargos, -ya sea por ascensos, transferencias, promociones, o admisiones-, se debe realizar por méritos personales de los aspirantes y no por preferencias personales, arbitrarias y/o subjetivas del selector de personal. Para las organizaciones burocráticas existen criterios objetivos que se miden a través de diversos parámetros como criterios de evaluación y clasificación, concursos, pruebas, etc. Estos criterios son válidos para todos los integrantes de la organización, teniendo las mismas posibilidades de crecer si se tienen los méritos suficientes.

  1. ESPECIALIZACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN

La burocracia determina que es importante que la dirección organizacional de una empresa sea manejada por un especialista en administración, es decir que, separa la administración de la propiedad o el capital. En otros términos los dueños se deben ocupar de las funciones financieras de capital dejando a los especialistas en administración cumplir sus funciones.

  1. PROFESIONALISMO DE LOS PARTICIPANTES

Para la burocracia todos los participantes son profesionales porque: son especialistas en sus  actividades, porque ocupan sus cargos por méritos,  y porque en general logran hacer carrera dentro de la empresa, entre otros aspectos.

  1. COMPLETA PREVISIBILIDAD DE FUNCIONAMIENTO

Al tener todo previamente establecido por escrito es que se espera que todos los participantes actúen de acuerdo a las normativas de la organización.

VENTAJAS Y CRÍTICAS AL MODELO BUROCRÁTICO

(Visitado 459 veces, 1 visitas en el día de hoy.)