Solubilidad

Solubilidad

5 febrero, 2017 0 By Ensambledeideas

A la cantidad máxima de soluto que puede disolverse en una determinada cantidad de solvente, antes de que se alcance la saturación, se la denomina solubilidad. Sobre ella influye la temperatura, y no tanto la presión.
Con el fin de representar la variación de la solubilidad con la temperatura, se utilizan las llamadas curvas de solubilidad. Vean el siguiente ejemplo:


En la curva anterior han visto que a cada temperatura le corresponde un punto geométrico diferente que indica la concentración de la solución saturada –es decir, la solubilidad–. La masa de clorato de potasio disuelta en 100 gramos de agua será mayor a medida que aumente la temperatura. Así, interpretando el gráfico, a 30° C la solubilidad es de 14 g/100 g de H2O (es decir, que existen 14 gramos de clorato de potasio en 100 gramos de agua); y es de 57 g/100 g de H2O a 75° C.
Vean ahora que si se sobrepasa el punto de saturación de una solución a determinada temperatura, se dice que la solución se encuentra sobresaturada.

En una solución sobresaturada, la concentración de soluto es mayor que la de saturación; por lo tanto, deposita soluto que la solución tenía en equilibrio en el fondo de la solución (a diferencia de la solución saturada).

(Visitado 110 veces, 1 visitas en el día de hoy.)