Las SUCESIONES ECOLÓGICAS y los tipos de DISTURBIOS.

Las SUCESIONES ECOLÓGICAS y los tipos de DISTURBIOS.

15 febrero, 2019 0 By Ensambledeideas

Siguiendo con temáticas relacionadas con la ecología, es hora de hablar sobre uno de los términos más importantes de esta disciplina: las sucesiones ecológicas. Una sucesión ecológica es una serie de cambios lineales y direccionales en los atributos de una comunidad desencadenados por un disturbio. ¿Qué significa esto? Vayamos por parte: aunque sepamos que todos los atributos cambian, durante una sucesión ecológica la composición de especies se ve modificada debido al reemplazo, ya sea por extinción o colonización.

No hay que pensar que todos los cambios que ocurren en un ecosistema es una sucesión ecológica. Por ejemplo, si ciertas especies crecen en un pastizal templado durante la primavera y, en verano, otras especies avanzan y reemplazan las anteriores, estamos en presencia de un cambio estacional cíclico, que no es una sucesión. Podemos pensar en que estos cambios ocurrirán cada año y no se producen por los llamados disturbios, de los cuales hablaremos más adelante.

Los disturbios influyen en el comienzo, en el progreso y pueden interrumpir una sucesión ecológica.

Es evidente que la dinámica de las comunidades (y, por ende, las sucesiones ecológicas que ocurren en los ecosistemas) dependen de múltiples factores. Estos factores pueden ser externos o internos. Diferenciemos cada uno de ellos:

¿De qué factores dependen las sucesiones ecológicas?

Los factores internos hacen referencia a las relaciones interespecíficas; es decir, este tipo de factores incluyen el mutualismo, la predación, la competencia y otras interacciones entre especies de un ecosistema.

Los factores externos, por su parte, son los disturbios, que son eventos externos que alteran un sistema. Los disturbios cambian la estructura y el funcionamiento de un ecosistema, por lo que su estudio es de gran importancia para un ecólogo.

¿Qué tipos de disturbios existen?

De acuerdo al origen del disturbio, podemos clasificarlos de acuerdo a dos grandes grupos:

  • Disturbios Naturales: tales como erupciones volcánicas, terremotos, inundaciones, caídas de árboles, etc.
  • Disturbios Antrópicos: tales como el pastoreo, la tala de árboles, la contaminación o actividades agrícolas.

De acuerdo a sus características, se pueden clasificar:

  • Según su predictibilidad: algunos pueden ser predecibles o no. Un ejemplo de esto suceder en ecosistemas del Delta del Paraná. Imaginemos una población que vive a orillas de un río. Es esperable para dicha población que ocurra una inundación; es decir, es predecible que ocurra, mas no es predecible que ocurra en una población alejada del delta.
  • Según su intensidad, que tiene relación con el grado de perturbación del ecosistema. En esto se ponen en juego el estudio del área afectada y cuánta biomasa removió el disturbio.
  • Según su frecuencia: algunos disturbios son esporádicos (como un rayo que parte un árbol y lo hace caer) o son recurrentes (como una sequía que afecta una zona todos los años por un tiempo determinado y predecible).

(Visitado 220 veces, 1 visitas en el día de hoy.)