151

Introducción a la codominancia

En el vasto mundo de la genética, la codominancia emerge como uno de los fenómenos más fascinantes y complejos. A medida que los científicos exploran los secretos del código genético, descubren cómo los rasgos hereditarios se expresan y transmiten de una generación a otra. En este contexto, la codominancia destaca como un mecanismo genético en el que dos alelos diferentes se manifiestan de manera simultánea y equilibrada, desafiando la visión tradicional de la dominancia y la recesividad.

La codominancia se presenta cuando los alelos de un gen interactúan de manera igualitaria y sin interferencias. A diferencia de la dominancia, donde un alelo domina sobre el otro y se expresa completamente, o la recesividad, donde un alelo es suprimido y no se manifiesta, la codominancia permite que ambos alelos se expresen por completo en el fenotipo de un individuo. En lugar de una relación jerárquica entre los alelos, la codominancia establece una coexistencia armoniosa, generando un nuevo fenotipo que exhibe características de ambos alelos de manera simultánea.

A través de numerosos ejemplos en plantas, animales y seres humanos, la codominancia ha sido objeto de estudio e investigación exhaustiva. Los patrones de herencia de ciertos rasgos, como el grupo sanguíneo ABO en los humanos o el color de las plumas en algunas especies de aves, han revelado la complejidad y la belleza de este fenómeno genético. Comprender cómo los alelos codominantes se transmiten de una generación a otra no solo nos brinda conocimientos fundamentales sobre la genética, sino que también tiene importantes implicaciones en campos como la medicina, la agricultura y la conservación de especies.

Codominancia de los factores A y B frente al factor 0 en sangre.
Codominancia de los factores A y B frente al factor 0 en sangre.

En este artículo, exploraremos en profundidad la codominancia, sus mecanismos subyacentes, los ejemplos más destacados y las implicaciones prácticas que tiene en diversas áreas del conocimiento. Descubriremos cómo esta forma de herencia genética desafía nuestras concepciones tradicionales de la dominancia y la recesividad, abriendo nuevas perspectivas en la comprensión de la diversidad genética y el desarrollo de terapias genéticas personalizadas. Prepárese para sumergirse en el fascinante mundo de la codominancia, donde los genes se entrelazan en una danza genética sin precedentes.

Mecanismos subyacentes de la codominancia:

Para comprender mejor la codominancia, es fundamental tener conocimientos sobre los conceptos de alelo y gen. Los genes son segmentos de ADN que contienen la información para la producción de proteínas específicas, mientras que los alelos son las diferentes formas alternativas de un gen que se encuentran en los cromosomas homólogos.

En la codominancia, dos alelos diferentes de un gen se expresan simultáneamente en el fenotipo de un organismo. A nivel molecular, esto ocurre debido a que ambos alelos están activos y producen proteínas funcionales. A diferencia de la dominancia, donde un alelo domina sobre el otro y lo suprime, y de la recesividad, donde un alelo es suprimido y no se manifiesta en el fenotipo, la codominancia permite que ambos alelos se manifiesten plenamente.

Ejemplos destacados de codominancia:

Uno de los ejemplos más conocidos de codominancia se encuentra en el sistema de grupo sanguíneo ABO en los seres humanos. En este sistema, existen tres alelos principales: A, B y O. Una persona puede tener los alelos AA, BB, AB o OO. En el caso de los alelos A y B, ambos se expresan de manera codominante en el fenotipo. Por lo tanto, si una persona hereda los alelos A y B, su fenotipo de grupo sanguíneo será AB.

Otro ejemplo destacado que podemos nombrarte es el que se encuentra en el color de las flores en ciertas especies de plantas, como la planta del guisante (Pisum sativum). En el caso del color de las flores, los alelos para los colores rojo y blanco se expresan de manera codominante, lo que resulta en flores de color rosa en los individuos que heredan ambos alelos.

Codominancia en flores.
Flor de la camelia. Se observan flores con codominancia del gen rojo y del gen blanco.

Implicaciones prácticas de la codominancia:

La codominancia tiene implicaciones significativas en diversas áreas del conocimiento, incluyendo la medicina, la agricultura y la conservación de especies.

  1. Medicina y asesoramiento genético: La comprensión de la codominancia es fundamental en el campo de la medicina, especialmente en el diagnóstico y asesoramiento genético de enfermedades hereditarias. Algunas enfermedades genéticas presentan codominancia en los alelos que determinan la expresión de los rasgos asociados. Esto significa que los individuos pueden heredar dos alelos diferentes y manifestar un fenotipo intermedio o combinado de la enfermedad. El conocimiento de la codominancia permite a los médicos y genetistas evaluar los riesgos y proporcionar asesoramiento adecuado a los pacientes y sus familias.
  2. Mejoramiento genético en agricultura: La codominancia juega un papel importante en el mejoramiento genético de plantas cultivadas. Los agricultores y científicos pueden aprovechar la codominancia para desarrollar nuevas variedades con características deseables. Al identificar genes codominantes responsables de rasgos beneficiosos, como resistencia a enfermedades o mayor producción de cultivos, se pueden realizar cruzamientos selectivos para combinar los alelos codominantes y obtener plantas con rasgos mejorados. Esto ha llevado al desarrollo de variedades híbridas y cultivares más productivos y resistentes.
  3. Conservación y gestión de especies: La codominancia también tiene implicaciones en la conservación y gestión de especies amenazadas. La comprensión de los patrones de codominancia en ciertos genes permite evaluar la diversidad genética dentro de una población y comprender mejor su estructura genética. Esto es esencial para la identificación de poblaciones en riesgo y la implementación de estrategias de conservación efectivas. Al conocer los alelos codominantes y su distribución en diferentes poblaciones, los científicos pueden tomar decisiones informadas sobre la reintroducción de individuos, la conservación de la variabilidad genética y la preservación de la adaptabilidad de las especies frente a cambios ambientales.

Ejercicios resueltos de codominancia

En una especie de planta, el color de las flores está determinado por dos alelos de un gen, R y B, que muestran codominancia. El alelo R codifica para flores de color rojo, el alelo B codifica para flores de color blanco, y cuando ambos alelos están presentes (RB), el color resultante es rosa. Se cruza una planta de flores rojas homocigota (RR) con una planta de flores blancas homocigota (BB).

  1. ¿Cuáles son los genotipos de los progenitores?
  2. ¿Cuáles son los genotipos y fenotipos esperados en la descendencia de la primera generación (F1)?
  3. Si se cruza una planta de la F1 con flores rosas con una planta de flores blancas homocigota (BB), ¿cuáles son los genotipos y fenotipos esperados en la segunda generación (F2)?

Para resolverlo, sugerimos:

  1. Los genotipos de los progenitores son: planta de flores rojas homocigota (RR) y planta de flores blancas homocigota (BB).
  2. En la F1, todos los descendientes tendrán un genotipo heterocigota (RB) y el fenotipo será de flores rosas.
  3. En la F2, si se cruza una planta de la F1 con flores rosas (RB) con una planta de flores blancas homocigota (BB), los genotipos esperados serán: 50% BB (flores blancas), 50% RB (flores rosas). Los fenotipos correspondientes serán: 50% flores rosas, 50% flores blancas.

Este ejemplo ilustra cómo los alelos codominantes se heredan y se expresan en las generaciones sucesivas, produciendo una variabilidad fenotípica interesante en la descendencia.

Actividades sobre codominancia

  1. En una especie de animales, el color del pelaje está determinado por un gen con codominancia. Los individuos con genotipo homocigota dominante (BB) tienen pelaje negro, los individuos con genotipo homocigota (WW) tienen pelaje blanco, y los individuos con genotipo heterocigota (BW) tienen pelaje gris. Si se cruza un individuo de pelaje negro con un individuo de pelaje blanco, determina los posibles genotipos y fenotipos de la descendencia.
  2. En los seres humanos, el grupo sanguíneo ABO muestra codominancia. El alelo A codifica para el tipo de sangre A, el alelo B codifica para el tipo de sangre B, y cuando ambos alelos A y B están presentes (AB), el tipo de sangre resultante es AB. Si una persona de tipo de sangre A (genotipo AO) se casa con una persona de tipo de sangre B (genotipo BO), determina los posibles genotipos y fenotipos de sus hijos.
  3. En una especie de plantas, la altura está determinada por un gen con codominancia. Las plantas con genotipo homocigota dominante (TT) son altas, las plantas con genotipo homocigota recesivo (tt) son bajas y las plantas con genotipo heterocigota (Tt) son de altura intermedia. Si se cruza una planta alta (TT) con una planta baja (tt), determina los posibles genotipos y fenotipos de la descendencia.
  4. En una especie de peces, el patrón de rayas en el cuerpo está determinado por un gen con codominancia. Los individuos con genotipo homocigota dominante (RR) tienen rayas rojas, los individuos con genotipo homocigota recesivo (YY) tienen rayas amarillas y los individuos con genotipo heterocigota (RY) tienen rayas naranjas. Si se cruza un pez con rayas rojas (RR) con un pez con rayas amarillas (YY), determina los posibles genotipos y fenotipos de la descendencia.
  5. En los caballos, el gen para el color del pelaje tiene codominancia. Los individuos con genotipo homocigota dominante (CC) tienen pelaje de color castaño, los individuos con genotipo homocigota recesivo (WW) tienen pelaje blanco y los individuos con genotipo heterocigota (CW) tienen pelaje de color rosillo. Si se cruza un caballo de pelaje castaño (CC) con un caballo de pelaje blanco (WW), determina los posibles genotipos y fenotipos de la descendencia.

¿Necesitas ayuda con tus tareas de ciencia y economía?

Suscríbete a nuestro nuevo canal de Youtube haciendo click aquí. ¡Te va a servir muchísimo!

Deja una respuesta