La última actualización de esta entrada fue hecha el 15 diciembre, 2021 por Ensambledeideas

20 años de pop en su máxima expresión.

Alejandro Sergi -o Ale, entre sus íntimos- y Juliana Gattas -Juli, como le dicen- cumplieron, en 2021, 20 años de éxitos, de pop melodramático argentino para el mundo.

Miranda: “El hit lo hace la gente”.

Ensamble de Ideas tuvo la oportunidad de acceder a una entrevista exclusiva con el grupo pop más importante de Argentina, que sin duda dan, en cada disco, un volantazo en sus formas de transmitir arte, música y sensaciones únicas que encantan a quien los escuche.

¿Te animás a ver la entrevista? ¡Muy pronto estará disponible en Youtube y podrás acceder buscándonos en esa plataforma o bien accediendo desde aquí!

Souvenir: el disco de Miranda! más original de su historia

Souvenir es el disco que celebra dos décadas de éxitos. De este disco se desprenden éxitos como “Me gustas tanto” -que se encuentra alcanzando los 10 millones de reproducciones al momento de publicar esta nota- y “Por amar al amor“, de reciente publicación en versión pop y chacarera. ¡Exitasos! Frescos y que marcan muy bien el estilo que este grupo ha adoptado hace años, pero siempre originales en sus formas de hacer pop.

En una reunión vía Zoom en épocas de pandemia por COVID-19, Juli y Ale han accedido a responder muchas preguntas que resumían su trayectoria y cuestiones más personales, contando anécdotas de su adolescencia y del éxito alcanzado.

Un divertido extracto de nuestra nota

¿Qué experiencias recuerdan de su adolescencia que les ha marcado la carrera?

Ale: -Yo recuerdo que en Secundaria cantaba, cantaba en los actos, en el coro y mis primeros grupos fueron en el colegio. En el colegio había un coro en el que yo estaba siempre. Tenía [allí] muchos amigos y a partir de ese coro también empecé a cantar en otro en El Palomar, en donde había otros músicos con quienes armé unas bandas. Mi primer banda la armé con ellos. Allí estaba “El Condor” -Carlos Germán “Cóndor” Sbarbati- que terminó tocando en La Bersuit.

(…) Me acuerdo de mil cosas, como de la primera vez que fui a bailar. A Moon, en Ramos Mejía. No me dejaron entrar, me acuerdo de eso. Me rebotaron y fue bastante frustrante para mí.

Juli: -¿Por qué? ¿Te acordás? ¿Por edad o por la zapatillas y eso?

Ale: -Por las zapatillas. (…) Yo no era el standard juvenil de “Jugate conmigo”, por decirlo de alguna manera. No encajaba mucho en ese ámbito. Sin ser el nerd del aula, solitario, yo tenía amigos y todo, pero me interesaban cosas diferentes. Era un poco distinto. No me interesaba mucho el deporte, me interesaba más la música.

(…) Tuve una época bastante “larga” de recitales a los que iba yo solo, porque todavía vivía en Haedo, mis amigos eran de por ahí. Después, cuando me hice amigo de los del coro, ya empezaba a compartir; pero, en los primero recitales que yo iba, me costaba encontrar con quién [ir]. Fui a ver un montón de conciertos desde Haedo hasta capital, a mis 13 ó 14 años. En tren, iba solito y me volvía a casa. Después con el tiempo, encontré sí más pares en eso. La vez esa en que fui a bailar yo me sentía bastante “medio de otro pozo”. Que me pase eso también, me decidió a ir a conciertos. Porque en los conciertos no te rebota nadie. Entonces yo iba siempre a recitales. Me gustaba igual y ya no tenía esa presión de a ver qué me iban a decir en la puerta.


» De hecho, yo hoy hablaba de eso justo porque es algo que tenemos muy naturalizado. Hay lugares de culto, hay discotecas de culto en Alemania que se jactan de eso, como que fuera una cosa buena, como que “acá no entra cualquiera”.

¿Te interesa conocer más de esta entrevista? ¡No te pierdas la nota entera en nuestro canal de Youtube!

Agradecemos enormemente al grupo por acceder a nuestra entrevista exclusiva. ¡No se pierdan muchas más que están por venir en nuestra nueva sección Pop de Ensamble de Ideas.

Print Friendly, PDF & Email

¿Necesitas ayuda con tus tareas de ciencia y economía?

Suscríbete a nuestro nuevo canal de Youtube haciendo click aquí. ¡Te va a servir muchísimo!

Deja una respuesta