Sólidos Cristalinos y Sólidos Amorfos

Sólidos Cristalinos y Sólidos Amorfos

19 abril, 2018 0 By Ensambledeideas

Como sabrán del artículo Estados de la Materia, los sólidos poseen forma y volumen propio. Esto significa que su forma se mantiene ensamble y que el espacio en el universo que ocupa el sólido es único. Asimismo, hemos visto que las fuerzas de atracción en los sólidos son mayores a las fuerzas de repulsión. En otras palabras, las fuerzas intermoleculares que existen entre las partículas de un sólido las mantienen unidas, de forma tal que impiden que las partículas se escapen unas de otras, como sucede en un gas.

Es hora de adentrarnos un poco más en el estudio de los sólidos. Para ello, te presentamos los dos tipos de sólidos que existen, junto con sus características. Veamos:

Sólidos Cristalinos

Las partículas que los constituyen ocupan posiciones en el espacio que se repiten con regularidad. Se disponen en formas geométricas ordenadas (que se llaman redes cristalinas).

La sal de mesa (cloruro de sodio) es un sólido cristalino, pues los iones de sodio y cloro forman redes cristalinas.

 Sólidos Amorfos

Presentan muy poco orden en la distribución de sus partículas sin formar redes cristalinas.

El vidrio es un claro ejemplo de sólido amorfo. Otros ejemplos: la goma y el plástico.

Finalizaremos diciendo que la formación de un sólido cristalino o un sólido amorfo depende de la naturaleza del material y en qué condiciones se cristalizó. ¿Lo sabías?

(Visitado 126 veces, 1 visitas en el día de hoy.)