edi educacion banner blog

Los tipos de VARIABLES en un experimento.

banner biologia

La última actualización de esta entrada fue hecha el 4 enero, 2024 por Hernán R. Gómez

Persona Sosteniendo Frascos De Vidrio
Los tipos de VARIABLES en un experimento.

En un experimento científico, ya sea de física, de química u otra disciplina de las ciencias naturales, es muy común tener que realizar mediciones y, con ellas, establecer múltiples operaciones que lleven a diversas conclusiones. De esta manera, es importante reconocer cuáles son los factores que producen o afectan un fenómeno que estamos estudiando.

Una variable es todo aspecto susceptible de modificar su valor en un experimento.

Muchos fenómenos estudiados durante una experiencia dependen de diversas variables, que son necesarias para obtener resultados correctos en el laboratorio. Estas son esos factores importantes que debemos tener en cuenta a la hora de la experimentación y se definen como aquellos datos que pueden cambiar de valor en el curso de una experiencia. Es necesario prestar atención a todas las posibles variables que aparezcan en un experimento.

Consiguientemente, se deben eliminar aquéllas variables que no afecten significativamente al resultado o que importen muy poco (a manera de ejemplo, podemos citar la variable “edad del experimentador”: esta variables es insignificante para el estudio del valor de la gravedad terrestre en un sitio determinado, pero es significativa para estudiar la incidencia de una enfermedad endémica en dicho sitio). Llegado el momento, se deberá modificar cada una de las variables del experimento para estudiar el fenómeno.

Existen tres tipos de variables que a continuación detallaremos:

Los tipos de variables

En la investigación científica, las variables se utilizan para describir y medir los diferentes factores que pueden influir en el resultado de un experimento. Hay tres tipos principales de variables: independientes, dependientes y controladas. Cada una de estas variables desempeña un papel único en el proceso científico y ayuda a los investigadores a extraer conclusiones válidas de sus experimentos. En este artículo, exploraremos estos tres tipos de variables y proporcionaremos ejemplos de cómo se utilizan en la investigación científica.

Variables Independientes

Las variables independientes son aquellas variables que el investigador manipula o cambia deliberadamente en un experimento. Estas variables son elegidas por el investigador para probar su hipótesis y ver cómo afectan a la variable dependiente. Por ejemplo, en un experimento que prueba los efectos de la cafeína en la alerta, la variable independiente es la cantidad de cafeína consumida por los participantes. El investigador puede variar la cantidad de cafeína para ver cómo afecta a la alerta, que es la variable dependiente.

Otro ejemplo de una variable independiente es la edad de los participantes en un estudio. Los investigadores pueden querer investigar cómo la edad afecta a la función cognitiva, por lo que seleccionan deliberadamente a participantes de diferentes grupos de edad y comparan su rendimiento en tareas cognitivas. En este caso, la edad es la variable independiente.

Variables Dependientes

Las variables dependientes son las variables que se miden u observan en un experimento. Se llaman “dependientes” porque sus valores dependen de la variable independiente. En nuestro ejemplo de los efectos de la cafeína en la alerta, la alerta es la variable dependiente. Es la variable que se ve afectada por la cantidad de cafeína consumida por los participantes. El investigador mide la alerta para determinar el efecto de la cafeína en ella.

Otro ejemplo de una variable dependiente es la cantidad de pérdida de peso en un programa de pérdida de peso. Los investigadores pueden querer probar la eficacia de una dieta o programa de ejercicio en particular, por lo que miden la cantidad de peso perdido por los participantes que siguen el programa. En este caso, la cantidad de peso perdido es la variable dependiente.

Variables Controladas

Las variables controladas son las variables que se mantienen constantes en un experimento. Se utilizan para garantizar que cualquier cambio en la variable dependiente se deba a cambios en la variable independiente y no a otros factores. Por ejemplo, en un experimento que prueba los efectos de la cafeína en la alerta, la temperatura en la habitación podría ser una variable controlada. El investigador mantendría la temperatura constante durante todo el experimento para garantizar que no afecte a la alerta.

Otro ejemplo de una variable controlada es el tipo de instrumento de medición utilizado en un experimento. Los investigadores pueden querer investigar el efecto de un tratamiento particular en la presión arterial, por lo que utilizan el mismo tipo de manguito de presión arterial para medir la presión arterial de todos los participantes. Esto asegura que cualquier cambio en la presión arterial se deba al tratamiento y no a diferencias en el instrumento de medición.

Para finalizar te invitamos a que conozcas nuestro canal de YouTube. En él encontratrás cientos de tutoriales educativos y más.

¿Necesitas ayuda con tus tareas de ciencia y economía?

Suscríbete a nuestro nuevo canal de Youtube haciendo click aquí. ¡Te va a servir muchísimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *