Los ASTEROIDES en nuestro Sistema Solar.

Los ASTEROIDES en nuestro Sistema Solar.

18 marzo, 2018 0 By Ensambledeideas

Desde el descubrimiento de Ceres, el primer asteroide en ser observado en los cielos (tiene un diámetro de 914 kilómetros), estos cuerpos celestes han sido un objeto de estudio muy interesante para la astronomía, una de las disciplinas de las Ciencias Naturales. Son pedazos de roca que orbitan alrededor alrededor del Sol. ¡Y los hay en millones! Pueden medir desde pocos metros de diámetro hasta cientos de kilómetros, representando una amenaza para la Tierra si es que nos cruzamos en su camino.

Suelen encontrarse, la mayoría, en un cinturón entre las órbitas de marte y Júpiter, llamado Cinturón de Asteroides. El Cinturón de Asteroides se formó probablemente al mismo tiempo que el resto del Sistema Solar. Los fragmentos de rocas y partículas de polvo en esta zona no pudieron unirse y formar un planeta debido a la fuerza gravitatoria de Júpiter. Si bien existen incontables asteroides en nuestro sistema solar, millones de ellos se encuentran en este cinturón.  A modo de curiosidad, te contamos que si se juntaran todos los asteroides de esta zona, la masa total sería sólo una pequeña porción de la masa de la Tierra. Por otro lado, podemos encontrar una gran cantidad de astroides en la órbita de Júpiter, los asteroides troyanos, que se mantienen en su posición gracias a la gran fuerza de gravedad existente en este planeta gigante. A los asteroides que se encuentran a distancias menores que la distancia que hay entre la Tierra y el sol, se los llama asteroides Aten.

Los asteroides más grandes son esféricos y se formaron de la misma manera que los planetas. Los más pequeños presentan forma irregular y son restos del material que formo el sistema solar, o bien producto de los choques entre dos o más grandes asteroides.

#Curiosidades:

¿Una luna de Venus?

2002 VE68: Representación artística.

Venus no tiene satélites naturales. Sin embargo, en el siglo XV se confundió al objeto llamado “2002 VE68” como uno. En realidad, este cuerpo es un asteroide que orbita hace 7000 años las cercanías del planeta hermano y se sabe que en 500 años será expulsado de su órbita actual. Era conocido con el nombre de Neith y en 2002 se lo identificó correctamente por lo que es. De hecho, 2002 VE68, la cuasiluna de Venus, llega a acercarse a la Tierra y a Mercurio.

Las lunas de Marte, dos asteroides capturados por el planeta rojo.

Otra característica típica de Marte es la presencia de dos satélites naturales: Fobos y Deimos1.

Fobos es el satélite más grande de Marte y el más cercano al planeta. Sus particularidades más sobresalientes son el hecho de que se encuentra muy cerca de Marte (a unos 6.000 km, es el satélite más cercano a su planeta en todo el Sistema Solar) y que tiene una porosidad significativa debido a que, lejos de ser considerado completamente sólido, tiene una muy baja densidad de 1,85 g/cm3. De hecho, se sabe que Fobos colisionará contra Marte dentro de unos 50 a 100 millones de años debido a las fuerzas que el planeta rojo ejerce sobre él, fuerzas que también son responsables de que siempre se vea la misma cara del satélite desde un punto de vista marciano. Posee una masa de 1,072 x 1016 kg y un diámetro angular de 22,2 km. Por otro lado, Deimos es el más pequeño de los dos satélites. Tiene un radio orbital medio de 23.460 km un diámetro angular de 12,6 km. Se compone de roca con grandes proporciones de Carbono (C), y su superficie no presenta tantos cráteres como Fobos.

Ambos cuerpos pueden ser asteroides que fueron captados por la gravedad de Marte, tras ser sus órbitas afectadas por la inmensa gravedad del planeta más grande del sistema solar, Júpiter.


(Visitado 22 veces, 1 visitas en el día de hoy.)
  1. Fobos toma su nombre del griego Φóβoς, “miedo”; Deimos, por su parte, también proviene de un vocablo de la misma lengua: Δείμος, “terror”.