Entrevista a Florencia Dansilio:

Florencia Dansilio – PH: Juan A. Piazza

Florencia Dansilio es socióloga, investigadora en artes y directora teatral, divide su tiempo entre Uruguay y Francia. Para Hendidura Teatral ha sido un honor poder entrevistarla; lograr profundizar conceptos artísticos desde la sociología, que son incrementados debido a su formación y experiencia propia de una importante hacedora teatral.

Florencia Dansilio nos brinda en cada respuesta una lucidez propia de alguien ¨metido¨ en el ambiente. A lo largo de la misma nos relata, acerca y describe con lujo de detalles y por cierto, bien fundamentados, situaciones a tratar en el teatro independiente; no sólo ahora, sino también en un futuro. Su mirada sobre la virtualidad, asistencia de públicos, calidad, formación y mucho más en el teatro independiente es explicada por ella en esta gentil y atenta entrevista que nos ha brindado.

Entrevista a Florencia Dansilio

Hendidura Teatral (HT): Ser integrante de algún elenco en el teatro independiente significa correr riesgos, entre ellos levantar una función, en la mayoría de la veces por falta de público, pero de ninguna manera creo, uno puede pensar que sea por una pandemia ¿Cómo fue ese momento en “Domestica Realidad” cuando les preguntaron si hacer la función o levantarla desde el teatro por una cuarentena?

Florencia Dansilio (FD): El Covid 19 y todo lo que se generó alrededor (desde las situaciones personales y específicas, las sociales y la gestión política de la cuestión sanitaria) fue algo que nadie se esperaba, se imaginaba o podría prever. Quedará en nuestra memoria como un momento bisagra, donde tuvimos todos que tratar de integrar, de clasificar, de descartar también, borbotones de información heterogénea.

Particularmente en el caso de Doméstica Realidad, al estar con el equipo completamente concentradas en el estreno, previsto para el 12 de marzo (un día antes de que las medidas sanitarias fueran adoptadas por el gobierno uruguayo) el cierre de los teatros nos tomó por sorpresa. Estrenamos el 12 y el viernes 13 (sí, un viernes 13) al llegar al teatro, nos enteramos de que los primeros casos habían llegado a Uruguay y que se estaban suspendiendo las actividades públicas. La gente llamaba para ver si se hacía o no la función. Ahí, en medio de ese ruido, decidimos seguir con la función de todas formas, con el público que más allá de la perplejidad, se acercó al teatro. La hicimos con la sensación de que tal vez era la segunda y la última que haríamos

Y así fue, cuando salimos, el teatro ya había recibido el comunicado oficial de suspensión de actividades y anulado las próximas funciones. Así que efectivamente fue la última (la última por ahora, porque esperamos volver pronto). Es decir, no nos preguntaron, simplemente la actividad teatral quedó suspendida, prohibida y el pánico colectivo que generó la mediatización excesiva de la pandemia los primeros meses, hizo que pensar en una forma de hacer la obra alternativamente, o clandestinamente, fuese imposible.

HT: Tengo entendido que barajaron nuevas posibilidades para la continuidad de las funciones en un primer momento, pero ante el avance de las funciones decidieron no llevarlas a cabo. ¿Esas nuevas alternativas generaron diferentes puntos de vista en el elenco teatral?

FD: Luego del enorme bajón de tener que suspender la obra a un día del estreno, después de más de un año de trabajo de creación y de dos meses intensos de montaje, nos dimos unas semanas para asimilar eso y lo que estaba sucediendo en un plano más general. Luego comenzamos a reunirnos virtualmente con cierta periodicidad. Manejamos diferentes posibilidades: hacer la obra en casas, con alcohol en gel y tapabocas, adaptar puesta original y hacerla virtualmente, y finalmente decidimos esperar, no sucumbir a la ansiedad que generaba la situación y utilizar ese paréntesis para otras cosas, no forzar.

De todas formas, el tiempo sirvió, para valorizar la obra en sí, ciertas decisiones que no habíamos tenido tiempo de procesar dada la vorágine del estreno, y también sirvió para cuestiones más generales como pensar en la importancia del trabajo colectivo y presencial, que es la esencia misma del teatro y en lo importante que es también tender puentes con la comunidad de pares, ya que todos estábamos en la misma situación.

También sirvió para analizar críticamente la situación estructural de la creación teatral en nuestro país y ver como la crisis del Covid dejaba en evidencia una precariedad del campo teatral que la antecedía. Trabajos informales y mal pagos, instituciones que avasallan al artista y el obrar constante en un panorama incierto. Volviendo al equipo, todo esto fue tema de discusión y de intercambio entre el elenco, generando discusiones fructíferas que lejos de desestimularnos, multiplicaron las ganas de seguir haciendo teatro.

Florencia Dansilio - "Doméstica Realidad"
Florencia Dansilio – “Doméstica Realidad” – PH: David González

HT: Hoy en día un gran número del ambiente cree que este año está al borde de perderse en lo referido a las funciones teatrales en Argentina ¿Cómo es la situación en Uruguay?

FD: En Uruguay, a partir del 3 de agosto comenzó la reapertura progresiva de los teatros y otras instituciones artísticas. Fue el primer país de América Latina en comenzar la apertura y se debe, en cierta forma, a que la situación sanitaria no es tan grave como en otros países del continente. Más allá de esta reapertura progresiva y por etapas, vale mencionar que la actividad teatral fue una de las últimas a ser autorizadas (desde junio, además de la actividad productiva, la actividad comercial y religiosa se encontraba ya autorizada). Esto es un tema que espero se sigua discutiendo más allá de la reapertura: ¿por qué dejar la cultura de último? ¿Qué hace más peligroso para la propagación del virus un teatro abierto que una iglesia, un shopping center? Así que por el momento la actividad teatral vuelve a sus salas, con un 30% del aforo (lo que implica que las pequeñas salas y espacios alternativos sin grandes capacidades aún encuentren serias dificultades para poder llevar normalmente su actividad) y un protocolo que ha generado varias discusiones (se pedía en un inicio, por ejemplo, que los actores y actrices en escena permanecieran a una distancia de más de dos metros, lo que es, bastante ridículo por cierto y fue modificado).

HT: En una nota tuya leímos una frase que puede traer diferentes interpretaciones y por cierto no deja de ser interesantísima, me refiero a la siguiente; ¨Pienso en que “quedate-en-casa” es el imperativo más antiteatral de todos los que conozco¨ (La Diaria)

FD: No estoy necesariamente criticando la medida de cuidado colectivo que implicaba ese imperativo, para aquellos/as claro, que podían. Esa idea surge de una reflexión más filosófica inspirada por un libro de Jonas Barish, que se llama The Anti-theatrical Prejudice, donde analiza a lo largo de la historia occidental diferentes postulados anti-teatrales que se tradujeron muchas veces en medidas de censura o coerción. En este sentido, “quedáte en casa”, slogan sanitario mundializado, anula indirectamente la posibilidad misma de hacer teatro, que implica la co-presencia de artistas y la posterior co-presencia en el tiempo y el espacio de artistas y espectadores. Eso que en Argentina llaman “convivo”.

HT: Con el objetivo de mostrar funciones de teatro se abrieron infinitos canales, todos nos ofrecen funciones filmadas, de diferente calidad, en su mayoría básicas ¿Consideras que es tan importante para la sociedad ver teatro filmado en estos momentos? y me surge otra pregunta al respecto; ¿No será que se está desvalorizando el teatro de esta manera?

FD: Me parece que toda esa virtualidad teatral que se generó fue en cierta forma muy positiva: primero, nos permitió ver obras de otros lugares o de hace años, que de otra manera no podríamos haber visto; también realizar talleres o asistir a seminarios; y mantener en cierta forma en contacto a una comunidad vasta de actores. Lo problemático, es que lo virtual puede provocar la saturación que genera toda esa data circulando y también algo que llamaría « la postergación de la catarsis”, en el sentido griego de la palabra, ya que la pantalla en cierta forma la amortigua. También es problemático pienso, en otro orden, que se desdibuje el trabajo del artista: las obras circulan en libre acceso, como bien colectivo, pero los artistas que la hicieron, no reciben nada a cambio. Luego, no creo que se desvalorice el teatro de esa manera, pero si se le extrae eso que lo hace diferente a otras disciplinas como el cine o las artes visuales, con las que a través de una pantalla, no puede competir.

HT: El teatro independiente en Buenos Aires especialmente, ha crecido y viene haciéndolo de manera constante año tras año en cantidad de obras en escena; esto en un principio genera una victoria en cuanto a la socialización que conlleva una actividad así, aunque cada vez existen menos funciones por elenco, ahora bien, como artista; ¿Crees que esto se traduce también en una mejor calidad de las puestas?

FD: Por un lado creo que sí, que el teatro independiente de Buenos Aires, que es el que conozco, ha logrado una mezcla de profesionalización y de especificidad que lo hace reconocible y lo distingue en el circuito internacional del teatro contemporáneo. Ha sabido hacer de sus debilidades y precariedades materiales, su punto fuerte, alimentando la estética de las puestas, generando un lenguaje que le es propio. Sin querer emular lo que sucede en ciudades donde los recursos destinados al teatro son mucho mayores, ha sabido utilizar, con mucha creatividad, lo disponible para generar lenguaje. La multiplicación y expansión del circuito también implica heterogeneidad y dentro de esto hay de todo y creo que está muy bien que así sea. Ese “de todo” nos aleja del dogmatismo de antaño y del academicismo foráneo.

HT: ¿Cómo se logra traer nuevos espectadores al teatro independiente y que deje de ser un público endogámico?

Difícil de responder. Como socióloga, te diría que hay que hacer un estudio de públicos y de la recepción para pensar estrategias acordes a cada circuito. También hay políticas históricas, como las que introdujo el teatro popular de Romain Rolland y que trató de incorporar el movimiento de teatros independientes, que han funcionado en su momento, como bajar el precio de las entradas, generar políticas de mediación, incorporar no solo nuevos públicos si no también nuevos artistas. Creo que ahí hay una gran estrategia a pensar: que no se trate solamente de incorporar nuevas miradas si no también nuevos/as hacedores/as.

Esta pandemia; ¿Logrará ¨profesionalizar¨ a la actividad teatral en su conjunto?

Creo que la pandemia precarizó muchísimo al sector y las consecuencias las veremos en los próximos tiempos. Y la idea misma de profesionalización es una discusión larga…no sabría cómo vincularla directamente al análisis de las consecuencias de la pandemia. En todo caso, si profesionalizar implica generar las condiciones para que los y las artistas vivan de su actividad, la situación que se vive en el presente, está lejos de ser una contribución positiva a esto.

¿Cómo crees que será el día después de la cuarentena cuando el público pueda volver a las salas?

Creo, quiero creer, que la gente, artistas y espectadores, van a tener muchas ganas de volver a encontrarse en las salas.

Florencia Dansilio – “Doméstica Realidad” – PH: David González

Un poco más acerca de Florencia Dansilio…

FD: Es socióloga, investigadora en artes y directora teatral. Vive y trabaja entre Paris y Montevideo. Su trabajo teatral prioriza la convergencia entre las técnicas de creación asociadas a la dramaturgia actoral y las técnicas de investigación sociológicas. Es Doctora en sociología del arte por la Universidad Paris III – Sorbonne Nouvelle, donde actualmente enseña e investiga temáticas vinculadas al teatro en Argentina y Uruguay. Un libro llamado Le théâtre argentin contemporain. Sociologie d’une révolution artistique se publicará este año por la editorial francesa L’Harmattan. Ha coordinado laboratorios de investigación escénica en Francia y en Uruguay. En Uruguay dirigió la obra Doméstica Realidad (2020) co-dirigió Las primeras armas (2016) y el laboratorio El problema de la realidad (2016). En Francia la residencia teatral Etrangers (2018). Su obra El verano fue muy largo obtuvo una mención en el Premio Nacional de Literatura. Actualmente coordina un Laboratorio de investigación-creación en el Campus Condorcet (Aubervilliers, Francia) reuniendo investigadores en ciencias sociales y artistas del teatro en un mismo proyecto escénico.

Desde Hendidura Teatral agradecemos nuevamente a Florencia Dansilio por esta entrevista, que denota su amor por el teatro independiente que es maravilloso, sea donde sea. ¡¡¡ Por más teatro Independiente!!!

Si te gustó esta entrevista a Florencia Dansilio puedes compartirla con tus amigos en las redes sociales con lo botones al final del post


Enlaces Relacionados

Últimas entrevistas de Hendidura Teatral

Puedes dejarnos si lo deseas tu comentario sugerencia o consulta debajo.

Hendidura Teatral – Otro blog de Ensamble de Ideas – Copyright MMXX

Conoce los blogs de Ensamble de Ideas

Review Deportivo: Nuestro blog dedicado a recordar lo mejor del deporte nacional e internacional de los últimos tiempos: Fútbol, rugby, tenis, automovilismo y mucho más.



Hendidura Teatral Nuestro blog de teatro independiente, con entrevistas, notas y críticas exclusivas



Antologías literaria El blog de cuentos y poesías de autores independientes.



Arte GeDav Nuestro blog dedicado a la tecnología aplicada a la música, con las mejores mejor de las puestas escénicas contemporáneas de Latinoamérica.



Discrepancias y cuestionamientos: El blog de filosofía que la da una vuelta de tuerca a las cosas.



Educación El blog mas importante de América Latina referido a la educación, con 400 artículos de distintas materias que te ayudará con tus trabajos, estudios e investigaciones





Visita nuestro canal de Youtube haciendo click aquí. No te olvides de seguirnos en nuestras redes para más curiosidades, artículos de educación e información actualizada sobre todo lo que necesitas de cada disciplina educativa de Ensamble de Ideas.

2 Replies to “Entrevista a Florencia Dansilio:”

  1. Agradecido por el acercamiento a esta mirada de nuestro teatro. Encontre palabras en esta entrevista que resonaron muy fuertemente. “La postergacion de la catarsis”. Seria muy bueno llegar con el analisis. Mas alla de baires

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *