EducaciónQuímica

Nomenclatura de Óxidos

Óxidos Básicos

Se llaman óxidos básicos a aquellos compuestos formados por oxígeno y algún metal, tales como el Na2O, el Fe2O3y el CoO. Se forman a partir de la reacción:

Metal + O2   MeO

Veamos cómo nombrarlos:

Nomenclatura Tradicional

Se deben seguir las reglas de nomenclatura descriptas en el siguiente link: https://www.ensambledeideas.com/nomenclatura-de-iones-tradicional/ Te recomendamos echarle un vistazo previo para continuar. ¿Ya lo hiciste? Continuemos.

Los óxidos básicos contienen oxígeno y un metal. Este metal puede tener un único número de oxidación (como el sodio, el litio, el magnesio, etc.), o bien tener más de un número de oxidación (como el hierro, el cobalto, el níquel, etc.).

  • En el caso de que el metal tenga sólo un número de oxidación:

El óxido se nombra según la regla general:

“ÓXIDO DE METAL

(reemplazando la palabra “metal”, en color celeste, por el elemento metálico correspondiente).

Por ejemplo:

Na2O

El sodio (Na) presenta sólo un número de oxidación (que vale +1). Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido de sodio.

MgO

El magnesio (Mg) presenta sólo un número de oxidación (que vale +2). Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido de magnesio.

  • En el caso de que el metal tenga más de un número de oxidación:

El óxido se nombra según las reglas generales:

“ÓXIDO METALoso”

(En caso de que el metal presente el menor número de oxidación, reemplazando la palabra “metal”, en color celeste, por el elemento metálico correspondiente).

“ÓXIDO METÁLico”

(En caso de que el metal presente el mayor número de oxidación, reemplazando la palabra “metal”, en color celeste, por el elemento metálico correspondiente).

Por ejemplo:

NiO

El níquel (Ni) presenta dos números de oxidación posibles (que valen +2 y +3). En este caso, está utilizándose el número de oxidación +21, que es el número más chico de entre los dos posibles. Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido niqueloso.

Ni2O3

El níquel (Ni), dijimos, presenta dos números de oxidación posibles (que valen +2 y +3). En este caso, está utilizándose el número de oxidación +32, que es el número más grande de entre los dos posibles. Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido niquélico.

Muchas veces, se debe colocar el nombre del elemento en latín (como en el caso del oro, el cobre, el plomo, el hierro, etc.), tal como hemos descrito en el link que te recomendamos leer al principio. Se siguen las mismas reglas de nomenclatura, pero teniendo especial cuidado en escribir el nombre del elemento metálico en latín como corresponde.

Por ejemplo:

FeO

El hierro (Fe) presenta dos números de oxidación posibles (que valen +2 y +3). En este caso, está utilizándose el número de oxidación +2, que es el número más chico de entre los dos posibles. Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido ferroso.

Fe2O3

El hierro (Fe), dijimos, presenta dos números de oxidación posibles (que valen +2 y +3). En este caso, está utilizándose el número de oxidación +3, que es el número más grande de entre los dos posibles. Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido férrico.


Nomenclatura Moderna (IUPAC)

Ahora, se deben seguir las reglas de nomenclatura descritas en el siguiente link: https://www.ensambledeideas.com/nomenclatura-de-iones-tradicional/ Te recomendamos echarle un vistazo previo para continuar. ¿Ya lo hiciste? Continuemos.

  • En el caso de que el metal tenga sólo un número de oxidación:

El óxido se nombra al igual que la nomenclatura tradicional, según la regla general:

“ÓXIDO DE METAL

(reemplazando la palabra “metal”, en color celeste, por el elemento metálico correspondiente).

Por ejemplo:

Na2O

El sodio (Na) presenta sólo un número de oxidación (que vale +1). Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido de sodio.

MgO

El magnesio (Mg) presenta sólo un número de oxidación (que vale +2). Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido de magnesio.

 

  • En el caso de que el metal tenga más de un número de oxidación:

El óxido se nombra según las reglas generales:

 

“ÓXIDO DE METAL (STOCK)”

(Reemplazando la palabra “metal”, en color celeste, por el elemento metálico involucrado y la palabra “stock”, en verde, por su número de oxidación, en números romanos.)

Por ejemplo:

FeO

El hierro (Fe) presenta dos números de oxidación posibles (que valen +2 y +3). En este caso, está utilizándose el número de oxidación +2, que es el número más chico de entre los dos posibles. Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido de hierro (II)

Fe2O3

El hierro (Fe), dijimos, presenta dos números de oxidación posibles (que valen +2 y +3). En este caso, está utilizándose el número de oxidación +3, que es el número más grande de entre los dos posibles. Por ello, se debe nombrar a este compuesto como óxido de hierro (III).

Como seguro han notado, esta nomenclatura para óxidos básicos NUNCA tiene en cuenta el nombre en latín del elemento, sólo importa el numeral de stock, es decir, el número de oxidación del elemento.

 


Óxidos Ácidos

Se llaman óxidos básicos a aquellos compuestos formados por oxígeno y algún no metal, tales como el Cl2O3, el SOy el Br2O7. Se forman a partir de la reacción:

No Metal + O2   NoMeO

Veamos cómo nombrarlos:

Nomenclatura Tradicional

Se deben seguir las reglas de nomenclatura descriptas en el siguiente link: https://www.ensambledeideas.com/nomenclatura-de-iones-tradicional/ Te recomendamos echarle un vistazo previo para continuar. ¿Ya lo hiciste? Continuemos.

Los óxidos ácidos contienen oxígeno y un no metal. El óxido se nombra según las reglas generales:

“ÓXIDO hipoNOMETALoso”

(En caso de que el metal presente el número de oxidación más chico, reemplazando la palabra “nometal”, en color celeste, por el elemento no metálico correspondiente).

“ÓXIDO NOMETALoso”

(En caso de que el metal presente el número de oxidación chico, pero no el menor de todos, reemplazando la palabra “nometal”, en color celeste, por el elemento no metálico correspondiente).

“ÓXIDO NOMETÁLico”

(En caso de que el metal presente el número de oxidación grande, pero no el mayor de todos, reemplazando la palabra “nometal”, en color celeste, por el elemento no metálico correspondiente).

“ÓXIDO perNOMETÁLico”

(En caso de que el metal presente el mayor número de oxidación más grande, reemplazando la palabra “nometal”, en color celeste, por el elemento no metálico correspondiente).

¿Chico, grande, más chico, más grande? ¿Qué es eso? Supónganse que tenemos un elemento con cuatro posibles números de oxidación, como el cloro, que tiene como posibles números de oxidación al +1, +3, +5 y +7. El +1 será el número de oxidación más chico, el +3 será el chico, el +5 será el grande y el +7 será el número de oxidación más grande.

Por ejemplo:

Cl2O

Dijimos que el cloro presenta cuatro posibles números de oxidación positivos (+1, +3, +5 y +7). Aquí estamos utilizando el +1 (el cual es el número más bajo de todos los posibles); entonces, deberemos escribir el prefijo hipo– y, luego, la terminación –oso. ¡No te desesperes, esto no es tan difícil si practicas día a día! Nos queda entonces, siguiendo la regla general detallada más arriba, que el Cl2O se nombrará: óxido hipocloroso.

Continuemos:

Cl2O3

El cloro presenta, hemos dicho, cuatro posibles números de oxidación positivos (+1, +3, +5 y +7). Aquí estamos utilizando el +3 (el cual es un número bajo, pero no es el menor de todos los posibles); por consiguiente, deberemos escribir la terminación –oso. Nos queda entonces, siguiendo la regla general detallada más arriba, que el Cl2O3 se nombrará: óxido cloroso.

Otro ejemplo:

Cl2O5

De los números de oxidación del cloro (+1, +3, +5 y +7), aquí estamos utilizando el +5 (el cual es el número alto, pero no es el mayor de todos los posibles); por consiguiente, deberemos escribir la terminación –ico. Nos queda entonces, óxido clórico.

Sigamos:

Cl2O7

De los números de oxidación del cloro (+1, +3, +5 y +7), aquí estamos utilizando el +7 (el cual es el mayor de todos los posibles); consecuentemente, deberemos escribir el sufijo –per y, luego, la terminación –ico. Nos queda entonces, óxido perclórico

Finalizando con otro ejemplo:

SO2

El azufre presenta sólo dos números de oxidación, +4 y +6, por lo que no será necesario colocar los prefijos hipo- para el +4 y per- para el +6. Con sólo agregar las terminaciones -oso (para el +4) o -ico (para el +6) es suficiente. En el ejemplo, el azufre (S) está utilizando el número de oxidación +43, el más chico de entre los dos posibles. De esta forma, el compuesto se nombrará óxido sulfuroso. Tengan en cuenta que al nombrar al azufre por nomenclatura antigua se utiliza su nombre en latín.


Nomenclatura Moderna (IUPAC)

Ahora, se deben seguir las reglas de nomenclatura descritas en el siguiente link: https://www.ensambledeideas.com/nomenclatura-de-iones-tradicional/ Te recomendamos echarle un vistazo previo para continuar. ¿Ya lo hiciste? Continuemos.

El óxido se nombra según las reglas generales:

“ÓXIDO DE METAL (STOCK)”

(Reemplazando la palabra “metal“, en color celeste, por el elemento metálico involucrado y la palabra “stock“, en verde, por su número de oxidación, en números romanos.)

Por ejemplo:

Cl2O5

De los números de oxidación del cloro (+1, +3, +5 y +7), aquí estamos utilizando el +5 (el cual es un número alto, pero no es el mayor de todos los posibles). Este número deberemos colocarlo en números romanos, entre paréntesis, detrás del nombre del elemento no metálico. Nos queda, entonces: óxido de cloro (V).

 

En esta nomenclatura para óxidos ácidos NUNCA se tiene en cuenta el nombre en latín del elemento, sólo importa el numeral de stock, es decir, el número de oxidación del elemento. Por ello, el compuesto SO2 se nombraría óxido de azufre (IV).


Óxidos Neutros

Se denominan óxidos neutros a los óxidos formados por nitrógeno o fósforo. El nitrógeno y el fósforo presentan, cada uno, dos posibles números de oxidación: +3 y +5.

La nomenclatura de los óxidos neutros, tanto para la Antigua (tradicional) o Moderna (IUPAC) es la misma que la de los óxidos ácidos.
Por lo tanto, a manera de ejemplos, nombraremos a dos compuestos en particular:

P2O3

Como dijimos, el fósforo puede tener como número de oxidación +3 y +5. Aquí, el fósforo está actuando con número de oxidación +3, el más pequeño de entre los dos, por lo que, según las reglas de nomenclatura tradicional, se deberá nombrar óxido fosforoso. Por nomenclatura moderna, se colocará este número de oxidación en números romanos detrás del elemento no metálico, por lo que se lo llamará: óxido de fósforo (III).

N2O5

Como dijimos, el nitrógeno puede tener como número de oxidación +3 y +5. Aquí, el nitrógeno está actuando con número de oxidación +5, el más grande de entre los dos posibles, por lo que, según las reglas de nomenclatura tradicional, se deberá nombrar óxido nítrico 4. Por nomenclatura moderna, se colocará este número de oxidación en números romanos detrás del elemento no metálico, por lo que se lo llamará: óxido de nitrógeno (IV).


Actividades propuestas:

Nombren los siguientes compuestos:

  1. Br2O5
  2. I2O7
  3. Li2O
  4. Cl2O5
  5. CaO

Escriban las fórmulas de los siguientes compuestos:

  1. Óxido fosfórico
  2. Óxido de rubidio.
  3. Óxido de selenio (IV)
  4. Óxido de plomo (IV)
  5. Óxido áurico
  6. Óxido de estroncio.

 

 

(Visited 6.676 times, 32 visits today)
  1. ¿Por qué? Como sabemos, la suma de números de oxidación de todos los elementos presentes en un compuesto debe ser igual a 0.

    Tengamos en cuenta que el oxígeno tiene número de oxidación -2. ¿Qué número de oxidación podría tener el níquel (de entre los dos posibles, +2 y +3) para que la suma entre ese número y el -2 del oxígeno nos de 0? Justamente, +2.

  2. Es una buena oportunidad para recordar que puedes hallar fácilmente el número de oxidación que se está usando haciendo un fácil jueguito en tu mente: debajo del Ni aparece un 2, que corresponde al número de oxidación del otro elemento, el oxígeno (-2). Debajo del oxígeno, aparece un 3, que corresponde al número de oxidación del otro elemento, el níquel (+3). Es válido para todos los casos. Te invitamos a pensar por qué esto también se cumple en el caso de la molécula NiO, cuando parece que no se cumple.
  3. Anímense a escribirnos en los comentarios cómo pueden descubrir que el número de oxidación del azufre es, justamente, +4.
  4. Atención: es óxido nítrico, no nitrogénico. En caso de haber sido el compuesto xxx, huebiese sido llamado óxido nitroso, no óxido nitrogenoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.